El ahorro de energía contribuye al cuidado del medio ambiente

ENERGÍA

El consumo de energía supone la mayor partida controlable de gasto en una oficina. La utilización cada vez más mayoritaria de aparatos eléctricos supone un aumento importante en los consumos y por tanto del gasto. Estableciendo una serie de prácticas de oficina se puede producir hasta un 50% de ahorro.

Las áreas donde se pueden adoptar medidas para reducir el consumo energético son los equipos de ofimática, la climatización y la iluminación

 

 

EQUIPOS DE OFIMÁTICA

  • Configurar los ordenadores en “ahorro de energía”. A menudo, el sistema de ahorro ENERGY STAR® está desactivado, con este sistema se puede reducir el consumo de electricidad hasta un 50%
  • Apagar el ordenador, impresoras y demás aparatos eléctricos una vez finalice la jornada de trabajo. Esta medida adquiere una mayor importancia en fines de semana y periodos vacacionales. Igualmente apague el ordenador si van a estar inactivos durante más de una hora.
  • Los equipos consumen una energía mínima incluso apagados, por lo que es deseable desconectar también el alimentador de corriente al final de la jornada.
  • El único protector de pantalla que ahorra energía es negro. Es recomendable configurarlo para que se active tras 10 minutos de inactividad.
  • Los monitores de pantalla plana consumen menos energía y emiten menos radiaciones.
  • Los ordenadores portátiles son más eficientemente energéticos que los de mesa.
  • Impresoras, fotocopiadoras, faxes… por separado consumen menos que un aparato multifuncional, pero si se ha de realizar más de una función son mucho más eficientes los aparatos multifuncionales. Usar impresoras con sistema de ahorro de energía.
  • Considerar el consumo energético de los productos como un argumento de compra

0 comments

Write a Comment

Fields with * are requierd